martes, 4 de noviembre de 2008

Las aventuras del valeroso soldado Schwejk



Jaroslav Hasek, Las aventuras del valeroso soldado Schwejk, Destino, Barcelona, 2003.

Traducción de Alfonsina Janés

Ilustraciones de Josef Lada

Título original: Osudy dobréiho vojáka Svejka

Esta novela se enmarca en la corriente antibelicista que se produce en la literatura europea tras la Primera guerra mundial, de la que son ejemplo otras obras como Sin novedad en el frente de Erich Maria Remarque. La catástrofe que supuso la guerra con más de diez millones de víctimas dejó un hondo pesimismo en los ambientes intelectuales occidentales que pensaron que la sociedad occidental había llegado a su punto más bajo. No es raro que en este momento aparecieran obras como La decadencia de Occidente de Osval Spengler que auguraban el final de la supremacía europea.

Hasek, construye un libro que es todo un manifiesto en contra de lo absurdo de la guerra, y utiliza para ello una de las mejores armas, el humor. El protagonista es Schwejk, un personaje que sobrevive en la ciudad de Praga, dedicado a la compra-venta de falsos perros de raza falsificando el árbol genealógico de los animales, actividad a la que el propio autor recurrió en esa misma ciudad en una época de su vida. Las aventuras de Schwejk comienzan con unas desafortunadas manifestaciones en una taberna de Praga sobre el reciente asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo a manos de un nacionalista Bosnio, allí será detenido por un policía de paisano que le llevará a la comisaría, de allí irá al manicomio, de donde será expulsado por farsante, más tarde a la prisión militar donde comienzan sus trabajos como soldado del ejército austro-húngaro como asistente de Otto Katz, un capellán borrachín que lo perderá jugando a las cartas, pasando a ser ordenanza del teniente Lukash al que buscará la ruina y con el que será enviado al frente de Galitzia después de innumerables y absurdas aventuras.

En la novela podemos encontrar muchos rasgos autobiográficos del propio Hasek, como dijimos también se dedicaba a la venta de perros falsos en Praga y se alistó en el ejército en 1915 y enviado a Galitzia, donde aprovecharía una oportunidad para pasarse a los rusos. En la novela, retrata a personajes del ejército austro-húngaro a los que trató, con nombres y apellidos, mostrando la decadencia moral en la que había caído la monarquía de los habsburgo.

Esta novela está reconocida como una de las más importantes en lengua checa del Siglo XX, y ha sido llevada en varias ocasiones con éxito al cine y a la televisión.

4 comentarios:

Lluís Salvador dijo...

Hola:
Grandiosa novela la de Hasek, y personaje enorme y popular el de Schwejk. Una auténtica institución en Checoslovaquia, siempre recomiendo en Praga visitar U Kalija (hoy ya conocida por todos como U Schwejka), cervecería de referencia en la novela, y decorada en sus pareces por ese mismo Josef Lada, con frescos sobre escenas de la novela.
Novela picaresca centroeuropea por excelencia, es una de las más inteligentes y divertidas del siglo XX.
Un saludo!

Javier Fernández dijo...

Vaya, pues pasé por Praga hace unos meses y no conocía la existencia de esa taberna. Pero eso no me pasará la próxima vez. Saludos Lluis

Andrómeda dijo...

Yo fui a Praga en abril pero tampoco tenía idea de la cervecería. Bueno, a decir verdad, ni de la novela...
Me la apunto Javier, que todo lo que tenga que ver con esa ciudad maravillosa me atrae y además tu reseña no deja lugar a dudas.

Saludos!

Lluís Salvador dijo...

Hola:

Visita virtual a U Kalicha

Buena pivo y buen sunka (i.e. cerveza y jamón de Praga)
;)
Un saludo!